lunes, 25 de junio de 2007

¿Rock en Español?


Voy a ser franco y directo, me parece que el rock en español es un absurdo. Me explicaré intentando dar a conocer mi punto de vista y dejando muy en claro que no intento ofender a nadie, y si sí, pues ni modos, ¡qué intensos! Me parece que el término con el que nos referimos a la música que muchos grupos hispanos interpretan no es acertado y de hecho ayuda a que no haya una evolución como tal. El rock es un invento anglosajón.



El retrato de una generación terriblemente abrumada y confundida se esboza en las notas impetuosas y descarriladas de su melodía, y podemos entender un llamado de auxilio y de esa necesidad de libertad encerrados en las cadencias y en la potencia y en los desgarres de las guitarras y en la velocidad y aparente escándalo de las baterías; en la energía que nace de las notas del bajo; en la sed de romper con lo cotidiano, a través de los gritos y la fuerza de la voz; desaparecer las apariencias y desnudar al verdadero ser, al que llora, al que ríe, al que se enerva, al que se encoleriza, al que pierde el control. Eso es el rock y está hecho para una cultura específica: la oriental anglosajona.

No estoy diciendo que los iberoamericanos, o para ser más preciso, los hispanoparlantes, no tengan necesidades muy parecidas. De hecho, la sensación de ahogo y las ganas de explotar y hacer que el alma se deshaga de las cadenas del cuerpo son sentimientos humanos, primitivos, atemporales, que no pertenecen a ninguna cultura ni a ninguna diversificación social. Es algo humano y punto. Es la expresión en la que el "rock en español" entra en el absurdo.

El rock, decía fue hecho para la lengua anglosajona, porque fueron ellos quienes querían dar a conocer su visión de la realidad y la forma de comunicarlo fue a través de su propio lenguaje. Las lenguas anglosajonas tienen la particularidad de ser cortas, lacónicas --conste que no excluyo bellos poemas y una tremenda cantidad y calidad de vocabula que existen en la literatura -- van a lo que van, y así como lo pinta su lengua, así lo pinta su música. Notas cortas, directas, explosividad en el beat, todo estas particularidades acompañadas de un lenguaje exprofeso para el mismo. ¿El resultado? Piezas musicales y rolas verdaderamente artísticas --aunque el ángel del comercio siempre esté buscando hacer su agosto, sobre todo en estos años--.

¿Y por qué digo que el rock en español es un absurdo? Porque simplemente no hay armonía entre lo que se dice y el vehículo, en este caso, la música. Por ejemplo, en los primeros años del rock en México, sólo se hacían covers, es decir, era una vil copia de lo que estaba sucediendo en Estados Unidos. Dejemos a un lado las pretenciones económicas de la rapiña empresarial y centrémonos en la estética. El lenguaje español no encaja con las notas rítmicas del rock. Por tal motivo, en Estados Unidos e Inglaterra hubo una evolución musical, porque para empezar el rock fue el idioma que ellos inventaron y como tenía una armonía intrínseca, sólo creció.

En los países de habla hispana no pudieron hacer más que copiar. Copiaron un estilo, lo quisieron adecuar y simplemente no tiene el mismo sabor, ¿qué comparamos una rola de Alex Lora con una de los Doors? no hay comparación. Y precisamente ahí está el absurdo: en el idioma y en la copia. Lo que pregona el rock es libertad. Lo que pregona el rock en español es copiar la libertad del otro y eso no es libertad. Se hizo que el lenguaje español se metiera en un pantalón que no le viene. El español tiene una cadencia maravillosa, es armónico y musical per se, a diferencia del inglés --específicamente-- que necesita de una carga musical para que brille.

¿Por qué intentar la libertad a través de los pasos de los demás? ¿Por qué hay agrupaciones como Botellita de Jerez o el Haragán que buscan "hacer rock" y lo que hacen, muy bueno por cierto, pero no le llega ni a la mitad del rock? El punto es el siguiente: seguimos de copiones y eso no sirve para la evolución. Las cosas que hacen las agrupaciones musicales hispanas que dicen ser rock no lo es. Deberían llamarlo de otra forma. Lo que tenemos es una mezcla de ritmos latinos con instrumentos gringos: eso no es rock, es otra cosa. El error está en querer pensar que hacemos rock y así nos volvemos libres. Falacia, porque no es rock.

Si escuchamos a la Bersuit, a Héroes, a Soda, a la Maldita, a los Tacubos, Fabulosos, etcétera, etcétera, escucharemos grandes rolas, llegadoras, que nos hacen estremecernos, pero no es rock. El rock es para el inglés y nosotros hablamos español. Y aunque parezca absurdo que mi inconformidad se dé por el término con el que nos referimos a la música, no lo es tanto. Si aceptáramos que lo que hacemos --perdón por incluirme, pero ni modos-- es algo propio, algo nuestro, que no es ni indígena ni europeo, sino que es algo que nace de nuestras vivencias y de nuestra forma de ver la vida, estaríamos dando un paso más, un paso fuerte, un paso bien dado, en la conformación de algo que carecemos: identidad.

No tenemos identidad, la buscamos en todos lados, la copiamos a los franceses y hacemos una arquitectura afrancesada, la copiamos a los europeos y tenemos democracias terribles y populistas, la copiamos a los árabes, a los chinos, a todo mundo y no nos damos cuenta que la identidad no viene de afuera, sino de adentro, y aunque nos demos cuenta, tal parece que no es así. Tener una música propia, un género acuñado por nuestras manos sería mucho más valioso que pelearnos por saber si lo que tocamos es o no es rock. Caemos en la trampa estamos encerrados en un mundo creado por otros y seguimos peleándonos por no poder ser como otros... así, ¿cuándo vamos a ser nosotros mismos? Somos un gatito queriéndo ser un perro sin darnos cuenta que eso es imposible.

Nota: la foto la tomé de aquí: www.piedralibre.co.il/revista/2004/06/fotos_g/rockero.jpg

5 comentarios:

pACO dijo...

Ajaa tal cual, en realidad casi todo lo que hacemos es una reproducción de alguién más... y el rock es un buen ejemplo.

No se si en verdad sea posible tener una un "rock propio" si partimos de que la palabra "rock" ya es ajena pos sí misma.

También es cierto que la transculturación es un proceso natural de la historia: Del arte griego al romano y del futbol ingles al futbol argentino.

El "chiste" me parece esta en diferenciar: influencia de imposición, en otras palabras, incorporar algo de otro sitio de manera consciente o repetirlo como borregada.

Ni rock ni pop but who gives a fuck... SALUDOS LOCO

Gaby dijo...

Estoy de acuerdo en que no tenemos una identidad definida, pero la verdad ¿quién la tiene? Si de pronto te preguntas qué es lo inglés o lo francés quizá nos vienen muchas imágenes, pero no creo que haya un concepto generalmente aceptado, entonces tampoco saben bien qué son, cómo son y qué los caracteriza.

Las expresiones artísticas surgen de un grupo reducido y elitista, si una corriente pictórica o musical tiene una identidad auténtica, no necesariamente sus padres, sus vecinos, sus compatriotas se sentirán identificados con esos principios.

Considero que las identidades que existen son las personales, no las grupales o masivas.

Todos copiamos y retomamos las cosas que son de otros. La comida italiana seria nada sin el jitomate mexicano y la pasta china, no habría filosofía moderna sin los griegos y romanos antiguos, nosotros no estaríamos sin nuestros padres y abuelos.

Tienes un muy buen punto, si quisieras pdorías hacer otra tesis - por si no fue suficiente la primera -, lo que pregona el rock en español es copiar la libertad del otro. No sé si estoy completamente de acuerdo, pero eres muy bueno vendiendo tus palabras.

MasterYoudas dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices gaby, todos somos parte del mismo tronco, pero aún así las ramas están aparte. Una de la cosas que quise decir con el breve comentario es que no me parece correcto seguir hablando de "rock", la música que interpretan los hispanoparlantes es muy diferente, tiene un toque especial. Lo que me lleva a pensar que sería justo acuñar un nombre a parte, porque, en algunos casos, de los nombres sale la identidad... y si no, ¡pos no y ya!

Anónimo dijo...

El "coche" propiamente dicho tampoco es un invento español, y sin embargo, todos lo usamos.


Porque no ibamos a poder utilizar un estilo no-inventado en cualquier pais hispanoparlante?


Tu entrada es la mayor chorrada que he oido en mi vida tio.

MasterYoudas dijo...

En primer lugar, estimado anónimo, no dije que no pudiermos usarlo. De hecho lo usamos.
En segundo lugar, no puedes comparar un coche, que es un medio de transporte (práctico y útil) con la música que es un medio de expresión.
En tercer lugar creo que no leíste con atención. El punto es crear algo nuestro. Puede partir de raíces como el rock o el jazz o la música clásica. Todo parte de algo. Pero me parece aberrante y absurdo que se le llame rock en español, cuando una debería llamarse de otra forma. ¿Por qué de otra forma? Porque simplemente lo hace una cultura distinta. Punto.
En cuarto lugar, recibe un afectuoso saludo y gracias por leerme.

Saludso