miércoles, 19 de diciembre de 2007

No andaba muerto...

...pero tampoco estaba de parranda... ¡Nel! Estaba haciendo un video para presentar mi tesis en el examen profesional que tendré este miércoles. Así es muchachos y muchachas, ya seré licenciado "di a ley" y qué mejor forma de presentar una tesis de teoría cinematográfica que haciéndole un videito. Quize atachearlo a este post, pero me parece que estaba o muy pesado o simplemente aún no entiendo cómo hacerle. Pero no hay problema, tan pronto como se me prenda el foco, yo les hago ver lo que hice.

Un grinch vio "Hombres de honor"

De hecho, este post es el que debió aparecer desde el domingo, día en que comúnmente hablo de cine. En esta ocasión hablaré de una película que vimos, Cosqui y yo, se llama "Hombres de honor". La historia, es una verídica llevada a la pantallota por productores de Hollywood, así que seguramente se podrán imaginar que está repleta de escenas cursis y una musiquita que exalta a las virtudes con una corneta cuyo silbido se extingue en el aire. Pero en fin, el punto de esta película (que no es más que para pasar el rato, y en algunos casos, como el mío, también te invita a pensar) fue la amistad. Así es, señoras y señores, señoritas y mozalbetes, una película también puede hacerte pensar un poquito, y en particular, estas son las películas que a mí me gustan.

Últimamente he estado leyendo algunos blogs (el de Caro, el de Mel, el de Edgar) en donde continuamente aparece la figura de la amistad, ya sea para alabarla o para añorarla.

¿Qué diablos es una amigo? Yo no soy muy amiguero, de eso estoy seguro... Tengo amigos contados, uno desde la primaria, cuatro de la prepa, y unos siete en la universidad. Si hacemos las cuentas son muy pocos si lo comparamos con lo que muchos tienen. Pero no importa, para mí son mis amigos, son las personas con las que me siento bien, en confianza, con las que puedo exponer mi personalidad tan extraña y que de todas formas siguen con las ganas (y el nervio suficiente) para continuar a mi lado. ¿Eso es un amigo? Porque para muchos, un amigo es aquél al que le puedes contar confidencias, con el que te diviertes, con el que te puedes desahogar... y yo, como bien lo dijo Mel, no suelo desahogarme ni contar confidencias con nadie... (salvo con casos muy particulares).

¿Quiere decir que no son mis amigos? ¿El hecho de no embriagarme con ellos diarios los aleja del concepto de amistad? ¿No compartir dolores y angustias los desacredita como amigos y sólo los convierte en camaradas, o peor aún en conocidos? Yo no sé qué es un amigo... sólo sé que con estas personas especiales uno puede hacer cualquier cosa y, aunque tienen unos defectotes del tamaño de los míos, y generalmente no soporto que sean de alguna u otra forma, siempre termino sintiéndome como en una ducha caliente después de estar con ellos...

A todos mis amigos, les dedico el día de hoy, 19 de diciembre del año del señor 2007, en el que me pararé frente a mis sinodales y defenderé la tesis que traje en la cabeza por un año aproximadamente. A ustedes, amigos, les dedico lo que pase hoy... muchas gracias por estar aquí conmigo...

1 comentario:

Caro.Cazares dijo...

Gracias po esta especial dedicatoria...
un beso